Mensaje de Jordi Cañellas

Barcelona, Noviembre 2019

Queridos hermanas y hermanos chilenos, les escribe Jordi Cañellas desde El Jardí de Les Essències de la provincia de Barcelona.

Wilma y Cristian, los creadores de Flores Sanadoras, me pidieron si les podía dar un mensaje desde el Jardí para intentar apoyarlos en la crisis que están teniendo en su país en estos días. Yo no conozco la política de vuestro país, no sé cómo han ido las cosas, pero he visto la dureza de la violencia que se ha establecido en Santiago y en Chile en general.

Lo que sucede muchas veces en la naturaleza es que a menudo para que haya un cambio tiene que haber una descomposición previa. Para que la tierra sea fértil hay que abonarla. A veces, por desgracia, no sabemos abonarla sin dolor.

Voy a recomendaros una fórmula que pudiera ser útil para todos los hermanos y hermanas chilenas, para compartir o entregar a la gente que tiene mucho miedo en estos momentos en vuestro país.

Para mi, eso habla mucho más que cualquier cosa que os pueda decir, porque son las flores de la naturaleza las que se ponen a vuestro servicio. En principio os recomiendo unas Flores de Bach, porque puede haber gente que no tenga a su disposición otras flores del Jardí y tampoco quiero que esto sea una llamada comercial a adquirir nada del Jardí, no es este el objetivo como ya imaginaréis, sino que tengáis una fórmula generalista para estos momentos de crisis.

Estoy segurísimo que la mayor parte de vosotros ya la habéis creado, es lo normal ya que sois todos terapeutas florales expertos, por lo tanto, yo recomiendo ésta porque a veces cuando está en el centro de una crisis es cuando más te cuesta saber lo que necesitas.

Empezaría con Chesnut Bud, para intentar aprender e intentar entender qué hay que aprender en estos momentos de crisis fuerte. Muchas veces la crisis nos mueve mucho y hace que no nos fijemos en lo que es importante; pero detrás de cada crisis hay una oportunidad. Eso es lo que nos puede ayudar Chesnut Bud.

Gorse, para que no perdáis la esperanza. En estas circunstancias la gente está desesperada porque esto no había pasado desde hace mucho tiempo, tiene miedo; es normal; pero en el momento del fermento todo se mueve, es el barro que se está removiendo dentro del vaso. Gorse para ayudar a no perder la esperanza.

Mimulus y Rock Rose serían las dos flores que podrían ayudar en los momentos de miedo y de pánico, que viendo las imágenes a través de los medios de comunicación, los entiendo perfectamente.

Estrella de Belén por el shock, por el trauma que ha supuesto todo este movimiento.

Sweet Chestnut por la angustia extrema que genera la incertidumbre y la situación en general.

Walnut para aprender a adaptarse, para aprender a aceptar los cambios más allá del miedo, pensar que puede ser una oportunidad. Walnut os ayudará junto con Chesnut Bud, a adaptarse y a comprender el porqué de las cosas.

Holly y Willow, la ira (Holly), puede ser muy justificada en estos momentos, pero nunca nos va a llevar a la solución. Y Willow también, por todo el rencor acumulado que puede haber. Aunque esto puede ayudar al cambio, el cambio no debería ser por esta vía.

Para finalizar, Urgencias del Jardí, en la fórmula convencional porque éste es el que más calma y trabaja aspectos de crisis, de urgencia, entre otros.

Yo creo que con esto tenéis una fórmula para ir tomando frecuentemente, cuando sintáis o cuando sientan vuestros pacientes, vuestros amigos, vuestra familia o seres queridos. También para pulverizar en los espacios de trabajo o en la casa si percibís esta tensión generalizada que se produce cuando se mueve el inconsciente colectivo de toda una nación. Para liberar antes hay que remover.

Dos esencias que recomiendo considerar por si las tenéis a mano, pues no son de Bach pero son muy importantes:

Los Siete Perdones, para ayudar a eliminar la culpa con conciencia y a trascender el karma que se está moviendo en estos días, el karma de país, el karma de todo lo que durante tantos años se ha barajado y ha estado escondido. Estamos teniendo un movimiento cósmico importante y, por lo tanto, se está liberando mucha tensión kármica, no solamente individual sino colectiva. Los Siete Perdones puede ayudar a eso y

La esencia de la Montaña de Monserrat para afianzar vuestro corazón en el de la Tierra, porque en estos momentos vuestro corazón se desboca por lo que ve, por lo que siente, por las injusticias, por las violaciones de derechos. La Montaña de Monserrat es una esencia que profundiza en el corazón de la Tierra y eso te da una calma que está más allá, como decía Bach, de todo entendimiento. El Corazón de la Tierra calmará vuestro corazón, pues sois un solo Ser. Con lo cual, estas dos si las tenéis a mano, las podéis tomar aparte o juntas.

Es una fórmula amplia, es una fórmula generalista; pero yo siento que puede ayudar, si de algo sirve me sentiré satisfecho.

Un abrazo grande de Amor desde el Jardí, desde Barcelona. Estamos con vosotros. Y recordad, el movimiento fuerte que estáis sufriendo puede ser la antesala de grandes cambios a un nivel como nunca hemos visto antes. Que así sea.

Jordi Cañellas

Comentarios (0)